Tu cerebro puede ser tu próxima contraseña

Una de las ventajas de la seguridad biométrica, como sucede con los lectores de huella dactilar, consiste en que no tienes que estar memorizando contraseñas ni nada parecido. El problema se encuentra que, si por alguna razón alguien roba, por ejemplo tu huella dactilar, ésta ya no la puedes cambiar para hacerla segura de nuevo. Por ello una…